Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Reportajes

Trump tensa la guerra comercial entre China y EEUU y mantiene al mundo en vilo

Al final todo va a salir bien y si aún no ha salido bien es que todavía no es el final… ¿Se puede aplicar esta frase a la guerra comercial entre China y EEUU? Esta semana no, la siguiente veremos, que le pregunten a Trump…

Cuando parecía que Estados Unidos y China estaban a punto de alcanzar un acuerdo que pusiera fin a su guerra comercial, las armas vuelven a estar en todo lo alto. Sorprendiendo una vez más a todo el mundo, llegó como la marabunta el tuit del presidente norteamericano, Donald Trump, anunciando para el viernes una subida de aranceles a las importaciones chinas que ha puesto las negociaciones patas arriba.

Por su parte, Pekín advirtió que no se quedará con los brazos cruzados ante cualquier incremento de Washington a los aranceles aplicados a sus exportaciones; mientras que medios oficiales como 'Global Times' afirmaban que el país se prepara "para una larga guerra comercial".

Parecía que sí, pero no. A Trump le parece que estas conversaciones van demasiado lentas y su solución ha sido la de amenazar con subir del 10 al 25% las tarifas arancelarias para importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares. Pero esto no es todo, si no hay pronto un acuerdo con Pekín, Trump también se plantea aplicar esta medida al resto de importaciones chinas, que suman 325.000 millones de dólares.

Como era de esperar, su amenaza ha tenido un fuerte impacto en las Bolsas asiáticas, que sufren estos días sus mayores pérdidas de los últimos tiempos. Pero el autoritario régimen de Pekín ha respondido con calma, intentando no caer en la retórica amenazante de Trump.

Aunque China ha asegurado que no hará concesiones por mucho que aumente la presión, no ha cerrado la puerta a seguir negociando. Como las negociaciones iban por buen camino y se esperaba el acuerdo para finales de abril, Trump está empezando a perder la paciencia con la parsimonia de China, que ha conseguido estabilizar su economía y, de momento, congelar los aranceles que EE.UU. le impuso el año pasado.

En vísperas de la nueva visita de Liu He a Pekín, Trump vuelve a lanzar un órdago. Pero el presidente chino, Xi Jinping, se enfrenta a dos aniversarios muy sensibles (masacre de Tiananmen en junio y fundación de la República Popular China en octubre) y no quiere debilitar su posición. Con cautela, los analistas ya temen que la guerra comercial continúe en el segundo semestre.

Pedro Sánchez y Albert Rivera: ¿Dos hombres y un mismo destino?

Está claro que no van a ser la pareja del verano y también es cierto que lo que les vamos a contar a continuación no es ninguna exclusiva. De hecho, Pablo Iglesias lo dijo en varias ocasiones en los debates electorales, el mismo que quiere pactar con el partido favorito de Financial Times, The New York Times, The Economist o El País, quién se lo iba a decir…

El caso es que Pedro Sánchez, el favorito de los medios internacionales, que creemos y esperamos que lo sea por algo más que por ser extremadamente guapo, ha sido advertido por parte de numerosas entidades financieras, medios especializados y organismos nacionales e internacionales de que la mejor opción sería un gobierno junto a Ciudadanos. Aunque ya les podemos adelantar que hasta que no pasen las municipales no va a haber ningún tipo de acuerdo y que un pacto entre estos partidos a día de hoy es una opción utópica.

Por ejemplo, la agencia de calificación Moody's cree que un Gobierno de coalición entre el PSOE y Ciudadanos sería el más proclive a poner en marcha reformas estructurales. No obstante, Moody's subraya en una nota que un Gobierno en solitario del PSOE podría también funcionar bien, como en otros países europeos como Portugal e Irlanda.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, manifestó este lunes que los empresarios quieren un Gobierno que asegure la "estabilidad, la moderación y la seguridad jurídica". En ese sentido, afirmó que todo lo que se mueva con un Gobierno de centroizquierda nos dejaría tranquilos y nos sentiríamos muy cómodos”, refiriéndose a una alianza entre el PSOE y Ciudadanos.

En un informe privado de los analistas del Santander para sus inversores, el banco también interpretaba que "la coalición entre PSOE y Ciudadanos probablemente complacería a los mercados financieros dado que la postura liberal de Cs sería mejor recibida que el populismo de Unidas Podemos.

Por último y no por ello menos importante, también opina el prestigioso diario The Economist, que advierte de que los moderados españoles deberían hacer causa común en España para evitar volver a tener un Parlamento bloqueado, hacer las reformas que el país aún necesita y contrarrestar el auge de Vox. Señala que la “mejor esperanza” de España sería una coalición PSOE-Ciudadanos 

Por lo tanto y después de todas las advertencias que les hemos enumerado, tan sólo queda una pregunta: ¿Serán capaces Sánchez y Rivera de asumir su destino y hacer caso a las advertencias de los poderes económicos? A partir del 26 de mayo lo comprobaremos, lo único que podemos asegurarles es que aquí estaremos nosotros para contárselo.

La paz comercial entre China y EEUU más cerca que nunca

En la vida todo principio tiene su final y aunque a más de uno se le habrán hecho un poco largas y a otros les daré pena que se acaben, las negociaciones comerciales entre China y EEUU no van a ser menos y todo hace indicar a que su conclusión está más cerca que nunca.

Funcionarios estadounidenses y chinos iniciaron ayer en Pekín una nueva ronda de negociaciones para tratar de poner fin a la guerra comercial que mantienen ambos países, un encuentro en el que buscarán ultimar los detalles de un posible acuerdo y que han concluido hace unas horas, lo que podría suponer una nueva señal positiva.

En declaraciones hechas el viernes a medios estadounidenses, Mnuchin aseguró que durante estos días se esperan "avances sustanciales" en las conversaciones que continuarán durante la próxima semana en Washington y tras las que se espera que haya un acuerdo definitivo entre las dos grandes potencias económicas mundiales.

Pekín y Washington han citado avances en temas que incluyen la propiedad intelectual y la transferencia forzada de tecnología para poner fin a un conflicto marcado por la imposición de aranceles recíprocos que ha costado miles de millones de dólares ambos países, problemas en las cadenas de suministros y una fuerte volatilidad de los mercados financieros.

Por parte de China, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Geng Shuang reiteró esta semana que se había progresado de manera sustancial y que se seguirá trabajando "para alcanzar un acuerdo beneficioso para ambas partes".

Los funcionarios chinos también han admitido que consideran crucial la creación de un mecanismo de implementación de un posible acuerdo, pero que éste no solo puede imponer restricciones a China.

Según informó esta semana la Casa Blanca, los asuntos de las negociaciones de las próximas semanas abarcarán cuestiones comerciales como la propiedad intelectual, las transferencias forzosas de tecnología, las barreras no arancelarias, la agricultura, los servicios, las compras y la metodología del cumplimiento del acuerdo.

Las negociaciones entre las mayores potencias económicas del mundo tendrán una segunda parte a partir del 8 de mayo en Estados Unidos, donde viajará una delegación encabezada por el viceprimer ministro, Liu. Una visita en la que por fin podría ponerse punto final a uno de los principales focos de inquietud de los mercados y de los inversores de todo el mundo en los últimos tiempos.

Esfera Capital