Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Donald Trump continúa con su cruzada personal sobre el muro con México y el cierre de gobierno se alarga 20 días.

FUENTE: WASHINGTON POST

El presidente de Estados Unidos declaró el miércoles que tiene el derecho de declarar el Estado de Emergencia para poder construir su muro en la frontera del sur si no llega se llega a un acuerdo en el Congreso sobre su financiación de 5.000 millones de dólares, pero los demócratas, quienes estrenan mayoría en la Cámara Baja después de las elecciones de noviembre, tienen planeado llevar la paciencia de los republicanos al límite.

En el decimonoveno día de cierre de gobierno causado por la disputa sobre la financiación del muro con México, el presidente de Estados Unidos les declaró a los periodistas presente en la Casa Blanca que declararía el Estado de Emergencia si los demócratas y los republicanos no pueden trabajar juntos para solucionar la disputa de gasto.

Pero la líder de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, tiene planeado avanzar con la ley y reabrir inmediatamente el Departamento del Tesoro, la Comisión de Intercambio y Seguridad y otras agencias federales cuyos empleados no cobran desde el 22 de diciembre. Algo que parecía que se iba a solucionar antes de que los nuevos legisladores acudieran a Washington, una ley de gasto que no contaba con la partida de gasto de Donald Trump fue aprobada por el Senado y solo quedaba el último paso que era pasar la Cámara de Representantes, algo que no sucedió ya que por aquel entonces no llegó además de que Trump afirmó que no firmaría esta ley si no contaba con sus 5.000 millones de dólares.

Los demócratas quieren forzar a los republicanos a elegir entre financiar el Sistema de Beneficios Internos del Departamento del Tesoro, en un momento donde deberían prepararse para devolver millones de impuestos a los estadounidenses, y votar para mantenerlo parcialmente abierto. En un movimiento de contra ataque, la administración Trump declaró el martes que incluso si no llega a una nueva oportunidad de financiación, Hacienda (IRS) debería ser capaz de mandar los cheques. El miércoles por la tarde el Congreso aprobó una ley para poder abrir el Departamento del Tesoro y la IRS, 8 republicanos votaron a favor, según informaba NBC News, que añadia que se esperaba que no llegara a nada ya que el Senado esta controlado por los Republicanos y no se esperan que consegir aprobarla. 

En la Casa Blanca el presidente de Estados Unidos les declaró a los reporteros que no declaró el Estado de Emergencia durante su discurso televisado en martes por la noche porque pensó que llegar a un acuerdo con el Congreso aún es posible. “Porque creemos que un acuerdo podría funcionar, y si no, podría seguir ese camino. Tengo el derecho absoluto de declarar la emergencia nacional si quiero” declaraba Trump.

El presidente republicano está presionando para una gran financiación para la seguridad en la frontera y ha dominado el debate en Washington sobre quien tiene la culpa del cierre de gobierno. Pero la reunión que mantuvo Donald Trump con los líderes del Partido Demócrata, Chuck Schumer y Nancy Pelosi, antes del parón Navideño, afirmó que el sentiría orgulloso si la culpa del cierre gobierno fuese por el muro.

En un discurso televisado en Prime Time el martes por la noche, Trump, urgió al Congreso que le diera sus 5.700 millones de dólares este año para ayudarle a construir su muro, pero no declaró la emergencia nacional, algo que fueron cebando en la mañana previa al discurso el vicepresidente, Mike Pence, y sus diferentes consejeros. “¿Cuánta sangre estadounidense debe caer antes de que el Congreso haga su trabajo? preguntó de forma retorica haciendo referencia a los asesinatos que habían sido cometidos por inmigrantes ilegales. Los líderes demócratas contestaron con otro discurso televisado volviendo a reiterar que no pagarían su muro. 

DISCURSO COMPLETO DE NANCY PELOSI Y CHUCK SCHUMER

DISCURSO COMPLETO DE DONALD TRUMP

El miércoles la agencia de noticias Axios informaba que según fuentes de la Oficina Presupuesto de la Casa Blanca (OMB) se estaría planeando acudir al Pentágono para poder construir el muro sin pasar por el Congreso, además confirmaba que el declarar de Emergencia seguía sobre la mesa pero era de las últimas opciones del Trump.

El presidente acudió al Capitolio en miércoles para comer con los senadores republicanos, y al finalizar dejó claro el apoyo que había recibido por su parte para financiar su muro. “No ha habido sobre otra cosa que no sea la solidaridad” declaró a los reporteros, añadió que un par de reporteros hablaron sobre estrategia pero que está unidos sobre la seguridad en la frontera.

Cuando fue preguntado sobre si tenía la impresión durante la reunión que el cierre de gobierno finalizaría pronto, el senador republicano, Tim Scott, contestó que no creía que eso fuera así y añadía que esto irá para largo. Un cierre de gobierno que ya es el más largo de la historia desde 1980, pero es parcial ya que el 75% de las agencias ya han conseguido ser financiadas.

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, atacó duramente a los demócratas durante su intervención en el parqué por no hacer caso a las demandas de financiación de Trump. Por otro lado, Pelosi y Schumer se unieron a trabajadores federales durante un evento antes de la visita del presidente. Pelosi declaró que Trump “ha elegido el muro antes que los trabajadores, el presidente necesita acabar con este cierre sin sentido”.

Al finalizar la semana la líder de la mayoría demócrata en el Congreso tiene planeado forzar votos para que individualmente se consiga dinero y que los departamentos puedan operar desde el Departamento de Seguridad Nacional hasta el de Justicia Estatal, Agricultura, Comercio y Trabajo, usando la nueva mayoría demócrata en el Congreso y esperando que los senadores republicanos la apoyen y abandonen la apuesta del muro.

La escena política se contrasta con la de cientos de trabajadores federales que no han recibido sus pagas desde hace 20 días mientras que otros empleados continúan yendo a trabajar pese a no cobrar.

El miércoles mantuvo otro encuentro con Pelosi y Schumer, la cual calificó en su cuenta de Twitter como “inútil” ya que reiteraron que la nueva ley de gasto no incluiría los 5.000 millones de dólares para el muro.

Todo este marco es culpa del trabajo inacabado de la ley que se aprobó el 30 de septiembre de 2018 ya que solo se consiguió financiar el 75% de las agencias, principalmente militares y de sanidad.  Los congresistas demócratas creen que todo esto es una distracción para evitar que se comience a investigar a la administración Trump ya que con su nueva mayoría tienen el control de las principales Comisiones.

Esfera Capital