Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Los demócratas consiguen una victoria clave en la Cámara de los Representantes en las elecciones de EE.UU

Esta madrugada se han celebrado elecciones legislativas en Estados Unidos, las cuales se han considerado como un examen para el actual presidente, Donald Trump, y esta vez no ha habido sorpresas, los pronósticos se han cumplido esta vez y los demócratas se han hecho con el control de la Cámara de los Representantes y los Republicanos han mantenido su mayoría en el Senado.

Las predicciones se han cumplido en estas elecciones y los demócratas han recuperado esta madrugada el control de la Cámara de los Representantes, el cual perdieron en las elecciones del año 2010 bajo el mandato de Barack Obama, esto supone un duro varapalo para Trump y los republicanos pese a que han ampliado el control en el Senado.  El Partido Demócrata necesitaba 23 asientos para poder reclamar la mayoría de los 435 asientos que hay en la Cámara de los Representantes, con algunos de ellos a la espera de que finalice el escrutinio de una votación que comenzó a las 6 a.m. cuando los primeros electorales de la Costa Este abrían sus puertas y se alargaba hasta altas horas de las madrugada en todo el país, donde el algunos casos los colegios electorales abrieron una hora más para que los ciudadanos pudieran acudir a las urnas, aunque también varios votantes denunciaron irregularidades o falta de dispositivos electrónicos de voto.  Ganar el Senado nunca estuvo en la mente de los demócratas, en todo caso se hubieran quedado cortos en una ola de votantes por la cual hubieran podido tomar el control de ambas cámaras.  Obtener la mayoría en el Senado hubiera permitido a los demócratas ser más duros con la política de Donald Trump y bloquear cualquier propuesta para juez de la Corte Suprema.  Aun así, los demócratas liderarán ahora las principales comisiones que investigan las declaraciones de la renta de Trump y la posible coalición entre la campaña de Trump y el gobierno ruso para ganar las elecciones en el año 2016.  Los demócratas ahora pueden reducir las aspiraciones legislativas de la administración Trump, entre ellas el muro de la frontera con México, el segundo recorte de impuestos o seguir con su línea dura en lo que a comercio internacional respecta.  

La que va a ser líder de la mayoría demócrata en la Cámara de los Representantes salía al estrado y declaraba lo siguiente después de confirmase la victoria: “Hoy vas más allá de ser Republicano o Demócrata va sobre restablecer la Constitución y equilibrar a la administración Trump”

Del lado Republicano la ampliación de la mayoría en el Senado tapa la derrota en estas elecciones legislativas. Durante el día la calma reinaba en la Casa Blanca, el presidente no tenía ningún acto planeado y según varios reporteros, Trump, se pasaría el día llamando a sus los aliados y viendo las elecciones. El martes por la noche a medida que se conocían los resultados dejó un corto mensaje en su cuenta de Twitter donde decía lo siguiente “Gran éxito esta noche, gracias a todos”. Otro detalle que tuvo el presidente fue llamar a la líder de los demócratas, Nancy Pelosi, para felicitarla por su victoria, una acción que nadie dentro de Washington se esperaba.

Ambos partidos han conseguido varias victorias en varios estados. Gobernadores republicanos fueron elegidos en Ohio y Florida, dos campos de batalla clave en la futura campaña presidencial del año 2020. Los demócratas han ganado al gobernador de Wisconsin, Scott Walker, y también en Michigan, dos lugares que votaron a Trump en el año 2016

Las mujeres, muchas de ellas era la primera vez que se presentaban, han ayudado a terminar los 8 años de dominio republicano en la Cámara de los Representantes.  Pero este cambio no ha llegado al Senado donde la mayoría de los votos procede de zonas rurales y ganando escaños en Indiana, Dakota del Norte, y Missouri, mientras que Texas donde Beto O´Rourke (D) que podría haber cambiado el estado de rojo a azul se quedó a las puertas de derrotar a Ted Cruz (R).

DERECHA: TED CRUZ, NUEVO GOBERNADOR DE TEXAS/ IZQUIERDA: BETO O'ROURKE 

En Georgia, Brian Kemp (R) se enfrentó a la primera mujer afroamericana que se presentaba a la gobernación, Stacey Abrams (D), quien sugirió por la madrugada durante un discurso en el cual valoraba los resultados  a la vez pedía un recuento de los votos. Otra victoria que fue muy justa fue en Florida, la del republicano, Ron DeSantis, ante el demócrata, Andrew Gillum.

DERECHA: RON DESANTIS, NUEVO GOBERNADOR DE FLORIDA/ IZQUIERDA:ANDREW GILLUM 

DERECHA:STACEY ABRAHAMS/ IZQUIERDA: BRIAN KEMP

Esta victoria demócrata muestra que la mayoría quiere poner límite a las políticas de Trump durante los próximos años de su mandato. Ahora la pelota está en el tejado de los demócratas quienes tiene el poder de llamar testificar para ayudar en la investigación del fiscal especial, Robert Mueller, por lo que el presidente se enfrenta a un ambiente más hostil de cara a la relección.  Donald Trump no se ha tomado muy bien esta nueva alternativa y twitteó el miércoles por la mañana lo siguiente: "Si los demócratas van a creer que van a tirar el dinero de los contribuyentes para investigarnos en la Cámara, nosotros tendremos que reconsiderar investigarles a  ellos por filtración de información clasificada, y mucho mas, en el Senado. Dos pueden jugar a este juego!" La derrota sirve a los republicanos para darse cuenta de que las normas en política siguen existiendo en la denominada “Era Trump”. Una resistencia liberal liderada principalmente por mujeres como mujeres que representan a las minorías, el próximo de enero habrás más de 100 mujeres en el Congreso por primera vez en la historia.

 

Dentro de estas carreras cabe destacar dos nombres que han hecho mucho ruido y que son los de Alexandra Ocasio-Cortez, la mujer más joven en ser elegida para el Congreso al ganar su distrito de Nueva York, de origen latino y de ideas socialistas va a dar mucho que hablar según los expertos en política, el otro gran nombre es Beto O’Rourke, abogado de 47 años, quien pese a su derrota en Texas es considerado candidato potencial a la presidencia de Estados Unidos.  Finalmente, el otro nombre que ha sobre salido en estas candidaturas es el de Andrew Gillum quien también fue derrotado  por su rival republicano en Florida, muchos piensan que podría ser uno los próximos candidatos en las primarias del partido. Estos nombres dan esperanza al partido de cara a la campaña del año 2020. 

ALEXANDRA OCASIO-CORTEZ

ANDREW GILLUM

BETO O'ROURKE

Para que este cambio tuviera lugar ha sido fundamental el voto de los suburbios de Estados Unidos, muchos de ellos pasaron de votar a los republicanos a votar a los demócratas, por el gran escepticismo que hay entorno las promesas electorales de Donald Trump.  El partido también sufrido entre la clase media, donde los principales apoyos son hombres blancos y evangelistas. Han perdido terreno también entre las mujeres, votantes de los suburbios, universitarios, mientras que ha ganado votantes entre las minorías y los jóvenes.7

Estos resultados no son más de un examen para Trump ya que es normal que el partido en el poder pierda varios asientos durante el primer periodo del mandato, principalmente si sus índices de aprobación son bajos, el último ejemplo está en el año 2010 cuando los demócratas perdieron 63 escaños, que afectó duramente la agenda política de Obama. 

Los futuros de Wall Street mostraban el miércoles una apertura en positivo mientras que el dólar índex caía un -0.52% situándose en las 95.76 unidades, por lo que los inversores no están disgustados por los resultados obtenidos. 

Esfera Capital