Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

La prensa internacional destaca la victoria de los socialistas frente al bloque de la derecha en las elecciones generales

España se enfrentaba a sus terceras elecciones en cuatro años el pasado domingo las cuales se afrontaba con mayor incertidumbre que nunca debido a la irrupción de la extrema derecha por el crecimiento de Vox, pero finalmente no saltó la sorpresa y el PSOE de Pedro Sánchez se hizo con la victoria con un total de 123 escaños muy lejos de la mayoría absoluta pero si los necesarios para no depender de los independentistas catalanes para ser presidente del gobierno aunque sí que necesitará el apoyo de Unidos Podemos y el resto de partidos. 

A diferencia que, en el resto de Europa, España ha seguido una corriente contraria donde la gente se ha movilizado para evitar que la derecha y la ultraderecha se proclamasen ganadores de los comicios, la aparición de Vox ha hecho que los españoles acudan a las urnas por el miedo a que se vuelva a la España de "Blanco y Negro" como muchos políticos de la izquierda clasificaban este movimiento que el últimos ha años ha subido como la espuma. Al cierre de las urnas el secretario de estado de comunicación informaba que el dato de participación había sido del 75.75%, una alta participación que normalmente suele favorecer a los partidos de izquierdas por lo que las esperanzas en las sedes del PSOE y Podemos aumentaban, aunque PP, Vox y Ciudadanos seguían creyendo que está tendencia podía cambiar y ayudarles a ganar, pero una vez la participación favoreció a la izquierda.

A las 21:00 se comenzaban a publicar los primeros escrutinios y todo apuntaba a una victoria aplastante del Partido Socialista de Pedro Sánchez tal y como los sondeos apuntaban en los últimos días de campaña, una dura caída del PP y Podemos, Ciudadanos es el único que podía salir reforzado del bloque de la derecha y Vox que aspiraba a tener al menos 60 escaños se quedaba muy por debajo de sus expectativas. 

En la sede del PSOE en la calle madrileña de Ferraz se aspiraba buen ambiente a medida que el escrutinio iba avanzado ya que todo apuntaba que ganarían sus primeras elecciones en 11 años, y Pedro Sánchez sería el nuevo presidente del gobierno. Con cerca del 90% de los votos escrutados el PSOE obtenía un total de 123 escaños, un total de 28.7% de los votos, 6% más del obtenido en 2016 que fue un 22.7%. Los militantes del partido comenzaban a llegar a la sede para celebrar la victoria, aunque Sánchez no se asomó el balcón hasta la madrugada una vez se los resultados fueron confirmados, una vez fuera la gente gritaba "Si se Puede" y "Con Rivera no", esta última hacía referencia al líder de ciudadanos que había dejado claro antes de los comicios que no apoyaría la presidencia socialista, Sánchez dejó claro que había escuchado los cánticos pero afirmó que ellos no iban a ser como la formación naranja y si se sentarían a negociar con quien quisiera escucharles, además añadió que su gobierno se basaría en la constitución y en la justicia social. La vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, declaró el lunes que su intención era gobernar en solitario aunque no contasen con la mayoría absoluta pero esta vez es diferente a 2016 ya que ahora podrá sacar las medidas adelante con menos dificultades ya que cuenta con mas diputados y mas apoyos que hace tres años. 

 

El contraste se encontraba en la sede del Partido Popular en Génova, donde reinaba el silencio por la dura derrota que había sufrido el partido liderado por Pablo Casado, que ha obtuvo un total de 66 escaños, un porcentaje del 16.7%, una del 11% respecto al 2016 donde obtuvo un total del 33%. Al principio se esperaba que diese la rueda de prensa para valorar los resultados el secretario general, Teodoro García Egea, pero finalmente fue el propio Casado quien calificó lo calificó como "muy malo" pero las dudas en torno a su liderazgo surgen y sus aliados populares piden paciencia con su proyecto ya que tendrá una nueva oportunidad con las elecciones europeas, municipales y europeas del mes de mayo. El gran fracaso del Partido Popular se ve por ejemplo en Cataluña donde han pasado de 4 escaños a 1, mientras que ERC ha doblado sus escaños, ha pasado de 7 a 15, estos últimos encabezan la tendencia al alza de los partidos nacionalistas como Bildu en el País Vasco que ha obtenido 4 escaños y el PNV con 6, estos dos últimos apoyarán a Pedro Sánchez en su investidura. 

Fuera de los principales partidos, Ciudadanos fue el otro gran ganador de la noche, obtuvo los mejores resultados posibles con un total de 57 escaños desde los 32 obtenidos en 2016, la caída del PP a 66 escaños le sitúa más cerca que nunca y su líder Albert Rivera quiere ser quien lidere la oposición, la formación naranja ha obtenido un total de 15.9% a un punto del partido liderado por Casado, aunque el PP le ha rebatido esta afirmación declarando que ellos son la oposición pese a la dura caída de votos. El otro partido que ha sacado algo positivo es Unidas Podemos que pese a la caída en porcentaje de votos obtuvieron los suficientes escaños para ser claves en la formación de gobierno, algo que Pablo  Iglesias considera bueno después de las disputas internas que han generado tan mala imagen del partido que lidera. La ultraderecha ha entrado en el Congreso con un total de 24 escaños,  con 2,4 millones de votos, por debajo de los 60 escaños que esperaban obtener, aunque su candidato, Santiago Abascal, declaraba en la plaza Margaret Thatcher que estaban contentos con los resultados porque iban hacer una dura oposición para que sus ideas fueran escuchadas.  

España no ha seguido la tendencia de Europa donde los partidos de ultraderecha han sido claves para la formación de gobiernos: Italia, Suecia o Hungría, aquí han obtenido una gran cantidad de votos, pero no los suficientes para ser importantes, aunque sí que se harán notar en el Congreso.

La prensa internacional ha destacado la victoria de la izquierda frente al bloque de la derecha: 

BLOOMBERG: 

NEW YORK TIMES: 

WASHINGTON POST: 

THE GUARDIAN: 

RREUTERS: 

 

El IBEX 35 logró cerrar el positivo en el 0.02% por primera en su historia después de una elecciones y la prima de riesgo bajó ligeramente porque no hubo sorpresas con los resultados. 

Esfera Capital