Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

May convierte su mandato en supervivencia, debido a la cadena de dimisiones y una posible moción de censura.

La Primera Ministra británica, Theresa May, estuvo luchando por sobrevivir el viernes tras llegar a un acuerdo con la Unión Europea que supuso la dimisión de varios ministros y una moción de censura promovida por los euros escépticos conservadores de su propio partido.

Mas de dos años después de que Reino Unido votará por abandonar la UE en el referéndum del año 2016 todavía no están claros los términos en los que la isla abandonara el organismo europeo o si lo abandonarán en marzo de 2019.

 

May, quien se hizo con el cargo tras la dimisión del PM anterior David Cameron tras el caos generado por la votación de hace dos años, está tratando de negociar un acuerdo el cual asegure que Reino Unido se vaya de la manera más suave posible. 

En lo que parecía un paso hacia delante cuando el martes se anunciaba un principio de acuerdo en el texto del Brexit, que cuenta con 585 páginas, 185 artículos y tres protocolos para los diferentes territorios anexos a la corona británica: Irlanda, Gibraltar y Chipre.  El pacto protege los derechos de más de tres millones de ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y de más de un millón de británicos que viven en los Estados miembros. También fija una solución para evitar la frontera con Irlanda e Irlanda del Norte por la cual amabas estarían en el mismo territorio aduanero que el resto de Reino Unido. Pese que tanto el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el jefe negociador de la UE, Michel Barnier, afirmaron que eran un gran paso este acuerdo aún debía ser aprobado por el gabinete de Theresa May y explicar sus detalles en el Parlamento.

El martes por la tarde-noche la PM convocaba a sus ministros a una reunión en Downing Street para presentarles el documento de principio de acuerdo e informales de sus principales elementos, pese a que varios medios filtraban que entre 8 y 10 de su gabinete no estaban de acuerdo finalmente la propia Theresa May salía a las puertas de su residencia para comunicar a los diferentes periodistas allí presentes que su gabinete había aprobado su principio de acuerdo con la UE. Todo parecía normal hasta ese momento, pero el miércoles por la mañana saltaba la sorpresa cuando dimitía su ministro del brexit, Dominic Raab, haciendo temblar a la divisa británica. La razón de su dimisión, explicada en una carta publicada en su cuenta de twitter además de ser la que envió a la PM, fue que no puede apoyar el acuerdo por dos sencillas razones: primera porque cree que el actual régimen regulador presenta una amenaza para la integridad de Reino Unido y segunda que no puede apoyar una frontera indefinida donde la UE tiene la capacidad de veto sobre su habilidad de abandono.  Raab abrió el camino a otros miembros del gobierno de Theresa May como Esther McVey, secretaria de estado de trabajo y de pensiones, y dos ministros juniores más que también presentaron su dimisión argumentando lo mismo que el líder negociador británico.

Tras enfrentarse a tres horas de cuestiones parlamentarias con una actitud hostil por parte de los Comunes, liderados por Jeremy Corbyn y los euro escépticos, Jacob Rees Mogg, que le diera razones para no comenzar una moción de censura, May no consiguió convencerle y los euro escépticos se reunieron tras la sesión de control al gobierno en la cual decidieron mandar una carta al Comité del Partido Conservador, el propio Rees Mogg declaraba a los medio presentes en las escaleras del Parlamento que las razones para comenzar el proceso de mociónde censura eran que “Las negociaciones han decido en todos los puntos clave” añadiendo que “El acuerdo estaba en riesgo por no es adecuado para el Brexit” sobre si tenía algunas ambiciones de liderar el partido lo negó y dejo claro que hay nombres mejores dentro del partido capaces de hacerse cargo de la situación como el propio Dominic Raab o el ex ministro de asuntos exteriores, Boris Johnson.

Theresa May salía a dar una rueda de prensa a las 18:30 hora española (17:30 hora local) en la cual defendió su plan, y afirmo que seguirá trabajando para imponer el acuerdo preliminar consensuado con la Unión Europea y alertó que no apoyarlo puede traer consecuencia desconocidas.

El siguiente paso de la premier británica es nombrar nuevos ministros para las carteras de trabajo, y del brexit, para este último sonaba el ministro de medioambiente, pero según fuentes, Michael Gove rechazó el cargo porque quería negociar el acuerdo y la cumbre del 25 de septiembre. Mientras tanto la principal divisa británica, la libra, caía en los mercados casi un 2%, su peor caída desde el referéndum del año 2016, los bonos y la bolsa de Londres también se vieron afectados, los inversores sin duda estarán pendientes de lo que pueda ocurrir en los próximos días en Reino Unido y la batalla por sobrevivir en lo que se ha convertido el gobierno de Theresa May.

Esfera Capital