Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Trump confirma que habrá un nuevo paquete de estímulos tras el mayor rescate de la historia

Tan sólo ha pasado poco más de un mes desde que se produjo el mayor rescate de la historia de EEUU. Para que se hagan un idea, el paquete de estímulo fiscal que aprobó el Congreso, es el triple del que se puso en 2009 tras el estallido de la crisis financiera y que entonces ascendió a 700.000 millones de dólares.  En concreto, se aprobó un plan de 2.2 billones de dólares para reflotar a las grandes empresas, pero también a los hogares y las pymes. 
 
Las dimensiones del estímulo acordado, no tenían precedentes. Superó con creces al New Deal lanzado durante la Gran Depresión (1929-1933), así como a la suma combinada que se destinó durante la última crisis a rescatar a la banca e impulsar posteriormente la recuperación. Sin embargo, la crisis que está provocando el coronavirus, no tiene precedentes y es muy difícil calcular los estragos que va a provocar la pandemia.
Jerome Powell advirtió que aunque considera que las instituciones han actuado rápido para minimizar los estragos de la pandemia, el Congreso debe seguir utilizando sus herramientas. Además, señaló que pasará más tiempo de lo esperado para iniciar la recuperación, incluso cuando se tenga la pandemia bajo control, y alertó de que "los problemas de liquidez pueden convertirse en problemas de solvencia", que podrían agravar aún más la crisis.  
Por todo ello, los demócratas propusieron un nuevo plan de estímulos valorado en otros 3 billones de dólares, que superaría al que se implementó en marzo y que se votará esta misma tarde.  El plan incluye enviar a los estadounidenses una segunda ronda de cheques de estímulo, más generosa que la anterior, y que en algunos casos puede ascender a 6.000 dólares por familia.
 
Los líderes de la mayoría republicana del Senado, no obstante, ya advirtieron que la iniciativa demócrata está muerta de partida, y considerarpn que aún no se necesita otra ronda de fondos de emergencia en momentos en que los estados comienzan a reanudar su actividad.  
Por su parte, Donald Trump confirmo que está "abierto" a la aprobación de un nuevo conjunto de medidas de estímulo económico para combatir la crisis del COVID-19, pero rechaza de plano el plan presentado por los demócratas. Su mera predisposición ya hizo que los mercados remontasen en el día de ayer, pero al mismo tiempo dejó claro que no apoyaría el proyecto de ley de Pelosi, lleno de ideas demócratas como dar pagos directos con dólares de los contribuyentes estadounidenses a inmigrantes ilegales,
 
Esta tarde veremos cuál es el resultado de la votación y si Pelosi se sale con la suya o los republicanos bloquean su propuesta. Lo que parece claro es que antes o después, se pondrán de acuerdo para lanzar un nuevo paquete de estímulos que reactive la economía y ponga las bases para una recuperación que no va a resultar nada sencilla.
 
Esfera Capital