Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Christine Lagarde, la primera mujer al mando del BCE

La nominación de Christine Lagarde para asumir las riendas del BCE ha supuesto una sorpresa, ya que su nombre no se estaba barajando entre las apuestas, al menos del gran público. Pero, teniendo en cuenta cómo llegó al cargo de directora gerente del FMI, se la puede dar por preparada para este tipo de giros en el guion: la entonces ministra de Finanzas francesa sustituyó de la noche a la mañana a Dominique Strauss-Kahn tras ser arrestado por una acusación de violación.

 Con buena reputación al frente de la cartera económica, en aquel vertiginoso 2011 no importó que su perfil fuera de política y abogada. Precisamente, esa ha sido la clave. Lagarde ha escogido sus batallas, ha sabido ceder ante Estados Unidos y ha dado más poder a China y a los emergentes. Se ha movido por la escena social de Washington con una habilidad suprema. Y ha conseguido mantener al FMI en el centro de las negociaciones en la crisis del euro.

Ahora, como presidenta del BCE, Lagarde va a tener que ejercer esas cualidades en un área monetaria que agrupa a 19 gobiernos soberanos. La capacidad de Lagarde de poner de acuerdo a los partidarios de la austeridad a ultranza y a los demás va a ser clave. Y no le van a faltar frentes. Está la incertidumbre del Brexit. Y está, sobre todo, Italia, cuyo Gobierno populista no sólo tiene una pésima relación con Francia, sino que también ha decidido romper el consenso de política fiscal de la Unión Europea.

Para que Lagarde se convierta de forma oficial en la primera mujer presidenta del BCE, el Consejo Europeo debe dar su visto bueno. También se deben mantener consultas con la Eurocámara y el Consejo de Gobierno del BCE, compuesto por los seis miembros del Consejo Ejecutivo y los gobernadores de los bancos centrales de los diecinueve países del euro.

Al asumir la dirección del BCE, la francesa cumplirá un papel al que también está muy acostumbrada: ser la primera mujer en un puesto de ese tipo. Ya fue la primera jefa del FMI y, previamente, la primera mujer que ocupaba la cartera de Economía en Francia.

Si como parece Lagarde logra ser nombrada presidenta del BCE, la institución se enfrentará también a una situación sin precedentes en su corta historia con dos políticos, Lagarde y el vicepresidente Luis de Guindos, que deben pilotar la nave en caso de una nueva crisis. Ninguno de los dos ha desarrollado su carrera como banqueros centrales de un país ni tienen formación específica en política monetaria o financiera.

A fin de cuentas, el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, tampoco es economista, sino abogado. El futuro de la economía mundial está en manos de los licenciados en Derecho.

Esfera Capital