Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

El Partido del Brexit dispara las alarmas de los conservadores y los laboristas

Cuando todo vaya mal no te preocupes, todavía puede ir peor y sino que se lo digan a Reino Unido y sobre todo al Partido Conservador de Theresa May. Apenas dos semanas antes de las elecciones al Parlamento Europeo, las alarmas se han disparado en los dos partidos mayoritarios británicos.

El último sondeo elaborado por el instituto Opinium para The Observer, atribuye al Partido del Brexit, la formación recién creada por el ultranacionalista Nigel Farage, más apoyo que la suma de votos que obtendrían conservadores y laboristas.

En poco más de tres semanas desde su lanzamiento, Farage ha logrado acaparar más una tercera parte de los votantes británicos (34%), procedentes sobre todo del Partido Consevador, que se hunde hasta el cuarto puesto con un humillante 11%. El temor a un colapso total entre los "tories" se hace cada vez más patente, ante la incapacidad de May de lograr apoyo para su plan del Brexit y la inquietud creciente entre los votantes.

La indefinición ante la salida de la UE está pasando también factura al Partido Laborista, que cae hasta el 22% con su mensaje ambiguo de "unidad" lanzado esta semana por Jeremy Corbyn. Subiendo enteros, con el lema contundente de "Bollocks to Brexit" ("A la mierda con el Brexit"), el Partido Liberal-Demócrata se encarama al tercer puesto con el 12% de las preferencias.

Por su parte, el recién creado Change UK, a partir de una larga decena de diputados fugados de las filas laboristas y conservadoras, no ha logrado calar entre los votantes y sigue por debajo del techo del 10%, superado por el Partido Verde, que aprovecha el tirón del éxito en las elecciones locales.

Los conservadores lamentan el nuevo error táctico de May, al demorar el Brexit y permitir la celebración de las elecciones europeas, que pueden servir para confirmar su debacle como líder y arrastrar al Partido Conservador a un desastre electoral sin precedentes. Graham Brady, al frente del influyente comité parlamentario 1922, ha advertido que May tendrá que poner la próxima semana sobre la mesa su fecha de dimisión.

Mientras tanto, los laboristas presionan a Corbyn para que abandone la próxima semana la mesa de negociaciones del Brexit, para evitar un proceso de arrastre del Gobierno de May.

Ante la impotencia de los partidos proeuropeos de presentar un mensaje común, el BP de Farage ha logrado concentrar la atención y el apoyo de muchos ciudadanos irritados, con un simple mensaje en el que acusa al establishment británico de haber traicionado el resultado del referéndum.

El 40% de los partidarios da la salida de la UE aseguran que votarían hoy por hoy al Partido del Brexit en unas elecciones generales, y tan solo el 27% lo harían por el Partido Consevador. Nigel Farage está haciendo entre tanto acopio de donantes "tories", como Jermy Hoskins, socio mayoritario del Crystal Palace, que ha decidido poner el equivalente a 250.000 euros en el casillero del Partido del Brexit.

Farage asegura que una victoria amplia de su partido tendrá una lectura así de clara: "La ruptura total y sin acuerdo con la UE volverá a estar sobre la mesa, y esta vez como opción preferente cuando llegue el 31 de octubre...”.

Esfera Capital