Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Unas Actas de la FED más Hawkish

El jueves los miembros del Banco Central se reunieron para revisar política monetaria, y como en reuniones anteriores las actas han reflejado el desacuerdo entre los distintos miembros ante las previsiones sobre la inflación. 

 

Actualmente la Unión Europea no sufre los altos niveles de desaceleración que presentaba en la época de la crisis económica de los últimos años y eso es un punto clave en el proceso de elaborar una nueva política monetaria. Si no hay desaceleración el Banco Central Europeo tendría que abandonar su política actual de estímulo económico y arriesgarse a que se vuelvan a dar altos niveles de inflación. 

 

 

Las actas muestran el claro desacuerdo entre los 25 miembros de la junta de gobernadores del BCE, y es que hay dos corrientes entre los líderes los que creen que Europa ya está preparada para poder crecer sin ningún tipo de ayuda o los que creen que hay que subir las presiones económicas a largo plazo y evitar nuevos riesgos. 

 

Algunos miembros hacían referencias a los informes presentados por la Comisión Europea y la OECD que sugieren que ya ha alcanzado las metas de producción otros enfatizaron en las condiciones desconocidas de estas estimaciones y argumentaron que aun así había razones para creer que la economía europea podría crecer más rápido si se vuelve unas políticas más saludables que llevaran a una alta productividad y al aumento de contrataciones. 

 

En las actas también se destaca el impacto positivo de la reforma y la vuelta al trabajo de desempleados de larga duración o de los quieren trabajar más horas. 

 

Los líderes del consejo creen que no es el momento aun para eliminar los estímulos bancarios, entre ellos están el presidente del BCE, Mario Drahgi y su jefe de economía Peter Praet, los cuales remarcaban “paciencia, persistencia y prudencia” a la hora de establecer de una nueva política monetaria y poner así fin al acompañamiento económico que se está realizando en los últimos años.

 

El BCE planea comprar bonos por valor de 30 mil millones de euros hasta el mes de septiembre como parte de su programa de compra de bonos valorada en 2.4 trillones de euros, y no planea poner fin a esta compra hasta finales de este mismo año. El banco mantiene los tipos de interés en mínimos históricos y se quedaran así hasta mediados del año que viene solo se subirán cuando lo haga la inflación, la cual se ha mantenido por debajo del 2%, un signo según el BCE de que Europa se está reforzando. 

 

Pese a la visión positiva de la economía de la eurozona que se recupera y está viviendo un proceso de crecimiento económico, es imposible saber cuándo las empresas subirán los sueldos lo que ha hecho más difícil intentar averiguar los niveles de producción de las empresas en la zona de moneda común. 

 

En cuanto se han conocido las actas de la reunión la libra ha alcanzado máximos intradía de 86.63 respecto al euro y la moneda común europea ha bajado a 1.23$. 

 

Esfera Capital