Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

La inflación persigue a un Mark Carney que prefiere no moverse por el Brexit

Los precios siguen subiendo en Reino Unido, hasta el 3,1% en el mes de noviembre, su lectura más elevada en los últimos 6 años, lo que añade presión al Banco de Inglaterra antes de su reunión de este jueves. No se esperan cambios en la política monetaria, Carney ya avanzó que seguirán dando soporte a la economía británica en el duro ajuste del Brexit tras la primera subida de tipos en 10 años del pasado mes de noviembre. Pero las presiones inflacionistas persisten con un crecimiento económico que se ha ralentizado en los últimos trimestres.

La inflación en Reino Unido subió inesperadamente en noviembre a su nivel más alto en casi seis años, aumentando la presión de los precios desencadenada tras el referéndum del Brexit sobre los hogares, cuyo gasto es el principal motor de la economía del país.

La inflación de los precios al consumidor alcanzó una tasa anual de 3,1 por ciento en noviembre, impulsada por los precios de los pasajes de avión, los videojuegos y el chocolate, a medida que los precios de la comida reflejaban el impacto del desplome de la libra posterior a la votación del año pasado de dejar la Unión Europea.

El dato superó el 3 por ciento registrado en octubre y se situó por encima de la media de las previsiones de los economistas encuestados por Reuters que apuntaba a otra subida del 3 por ciento.

También había señales de que las fábricas estuviesen enfrentándose a un resurgimiento de la presión de los precios según subían los del petróleo en todo el mundo.

Ahora que la inflación está un punto porcentual por encima del objetivo de 2 por ciento del Banco de Inglaterra, el gobernador Mark Carney tendrá que escribir una carta al ministro de Finanzas Philip Hammond para explicar lo que el Banco de Inglaterra está haciendo al respecto.

Aunque la economía de Reino Unido se ha ralentizado este año, quedándose por detrás de una eurozona en proceso de recuperación, el Banco de Inglaterra aumentó los tipos de interés por primera vez en una década el mes pasado. El banco dijo que la inflación iba probablemente a repuntar antes de decaer lentamente durante los próximos tres años a los niveles situados ligeramente por encima del 2 por ciento.

Esfera Capital