Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

Los planes de May para el Brexit provocan una crisis gubernamental británica

La primera ministra Theresa May convocó una reunión ministerial el pasado viernes en Chequers en la cual se establecerían las líneas de acción del denominado “Brexit” pero no gustaron a sus ministros más euroescépticos y provocó una vez más que salieran a la luz el gran desacuerdo presente en el gabinete de la premier británica.

La reunión de Chequers ya comenzaba con malos presagios y es que según la cadena británica Sky News, el ministro de asuntos exteriores, Boris Jonhson, y ex primer ministro, David Cameron, se había reunido el día anterior y habían llegado a la conclusión común de que los planes de May de cara a una futura relación con la UE “es lo peor de ambos mundos”. Finalmente, los presagios se cumplieron para los euroescépticos y May consiguió que los ministros de su gabinete cedieran para conseguir un abandono suave con varios puntos clave que son los siguientes:

HARMONIZACIÓN DE LOS BIENES

La declaración institucional destacaba que Reino Unido y la Unión Europea “mantendrán unas reglas comunes para todos los bienes” en los cuales se incluyen los productos relacionados con la agricultura para evitar conflictos fronterizos

MARCO JURÍDICO COMÚN

El plan propone un “marco jurídico común” para la interpretación de los acuerdos de Reino Unido y la Unión Europea y que será interpretada por la corte de cada jurisdicción.

UN NUEVO ACUERDO ADUANERO

Lo que busca con este punto es evitar el endurecimiento de las fronteras con la UE, esto permitiría a al organismo europeo y a los británicos establecer sus propias tarifas a los bienes tras el Brexit.

El comunicado finalizaba anunciado que la totalidad del plan sería publicado la semana siguiente y el martes conocimos que el gobierno hará públicas las líneas de acción este jueves.

Tras este acuerdo comenzaron las dimisiones en el gabinete de la premier británica, el primero en dimitir el domingo tras el encuentro de Chequers fue el ministro del brexit, David Davis, que ha mostrado en numerosas ocasiones su oposición a un brexit suave y tras varias amenazas de dimisión el ministro de 69 años finalmente abandonó su cargo. Tras hacerse oficial su dimisión el ya ex ministro realizó una entrevista a la BBC en la cuan declaró que con este acuerdo cualquier posibilidad de que la Cámara de los Comunes recupere su poder es “ilusoria” añadió que la decisión la tomo de forma cuidadosa y adecuadamente. La premier ministra no esperó ni 24 horas para nombrar un nuevo ministro del brexit, Dominic Raab, un abogado 43 años cuyo cargo previó fue ministro de vivienda.

La segunda dimisión fue el lunes por la tarde en este caso de trata del ministro de asuntos exteriores y ex alcalde de Londres, Boris Johnson, otro de los euroescépticos presente en el gabinete de May. Johnson declaró en su carta de dimisión que “El Brexit debería ser una oportunidad para hacer las cosas de manera diferente”, con la misma eficacia con la que actuó en el caso de Davis nombró a Jeremy Hunt  de 51 años nuevo ministro de asuntos exteriores y que previamente había sido ministro de sanidad.

La Unión Europea no tardó en pronunciarse sobre la situación de Reino Unido con las declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el cual afirmó que “El desastre provocado por el Brexit todavía está lejos de resolverse esté o no el ministro Davis”

Tras todo lo ocurrido y de cara a futuros desacuerdos ambas partes, tanto la Unión Europea como Reino Unido declararon que están preparados de cara al peor de los escenarios que es que no llegue a un acuerdo y por tanto el resultado y las predicciones no sean los esperados.

Esfera Capital