Facebook Audiomercados Twitter Audiomercados Youtube Audiomercados Linkedin Audiomercados
LOGIN

Login

Email
Password *
Recordarme

El día ‘B’ del Brexit ha llegado

Han sido tres largos años, agotadores, dando vueltas a un mismo laberinto y viendo cómo la sociedad británica se dividía pasto de las 'fake news' y de la mala praxis de su clase política. Se ha hecho historia (para los 'brexiteros' buena, para los 'remainers' mala).

Para unos se trata del «día de la independencia». Para otros, el «día del lamento». Durante más de tres años, cada uno ha vivido su propia historia del Brexit. Y cada uno le pondrá hoy su particular final.

Tras 47 años de pertenencia en la UE, Reino Unido sale hoy a las 23:00 horas del proyecto europeo sin superar la fractura provocada por el referéndum de 2016. Londres da un salto a lo desconocido para negociar en tan solo once meses una nueva relación comercial con Bruselas y fijar un alineamiento con Washington.

 La UE queda reducida a 27 miembros y Reino Unido luchará por no perderse en el Atlántico como unas islas flotantes a la deriva. Comienza una nueva etapa. Llega la calma. Ahora habrá que ver los daños que la tempestad del Brexit ha dejado.

En la práctica, nada cambia. Tras ratificarse el Acuerdo de Retirada –que cubre una factura de divorcio para Londres de entre 40.000 y 45.000 millones de euros; garantiza los derechos de los comunitarios residentes en suelo británico y evita una frontera dura en Irlanda– comienza mañana un período de transición.

Reino Unido continuará hasta finales de año dentro de la unión aduanera y el mercado único, mientras Londres y Bruselas negocian las nuevas relaciones. Pero lo cierto es que las cosas sí cambian. En el fondo, todo cambia. Aquel proyecto común que empezó a rodar en 1957, asume ahora un divorcio de consecuencias aún impredecibles.

Boris Johnson planea convertir el Brexit en una celebración, pese a su llamamiento a la unidad nacional y su promesa de dejar atrás las divisiones. El Big Ben no tocará finalmente las campanas a las 23.00 horas de hoy (medianoche en España), pero el primer ministro británico pretende reunir a miles de partidarios de la salida de la UE ante Downing Street, donde se proyectará la imagen de un reloj para marcar la hora H del día B.

"El 'premier' asegura que quiere unificar el país, pero lo que está haciendo es restregar el Brexit por las narices de los partidarios de la permanencia". Una mezcla de alivio y resignación se ha apoderado entretanto de los británicos en el final de la cuenta atrás. Al cabo de tres años y medio de forcejeo con Bruselas y de interminables luchas internas, el país parece dispuesto a pasar de página.

Es posible que, tras la separación, la convivencia sea ahora más llevadera. Se irá viendo poco a poco a lo largo de las nuevas negociaciones. En cualquier caso, el primer ministro ya ha advertido que está preparado para aceptar controles fronterizos con tal de preservar ahora por encima de todo la soberanía nacional. El mensaje político es claro: se inicia una nueva era.

Esfera Capital